Llevaba muchos años queriendo visitar Tailandia. Tantos, que cuando al fin llega la hora, te sientes abrumada.

Quieres explorar y visitar todo lo posible, sin frenos. Perderte entre sus selvas, sus templos, su gente, su cultura y como no, sus atrayentes playas paradisíacas.

Leer más

Si te gusta... ¡Sonríe y Comparte!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest