4 días en Londres a lo LowCost por 63 £/pers

Londres lowcost

El London Eye presidiendo el anochecer

Mientras estábamos haciendo nuestro voluntariado en Inglaterra  para ir a la India (dejo el post aquí), pasaron 3 meses y llegaron las navidades.

Ya era hora de realizar un viajecillo y nunca había visto otra ciudad, que no fuera la mía, en esa época colorida del año.

¿Pero cómo es posible gastar tan poco en la capital inglesa que no es precisamente barata? ¡Pues aquí os lo cuento!

Lo más sencillo, nos recorrimos los cuatro días sólo andando (sí, habéis oído bien, no cogimos ni un solo metro). El bus de ida y vuelta desde Hull costó 14£. Gastamos en comida 25£ cada uno los cuatro días y 4£ en alojamiento (esto tiene truco, ya lo explicaré más adelante. Hecho! 4 días por 63£ 😉

Día 1 Londres Lowcost

Londres lowcost

Día 2 Londres Lowcost

Londres lowcost

Día 3 por la mañana

Londres lowcost

Día 3 por la tarde

Londres lowcost

Día 4 Londres Lowcost

Llegada – 20 de diciembre

Por tanto, el 20 de diciembre, nos cogimos un bus muy barato con ‘Megabus’ (14£ ida y vuelta), desde Hull hasta Londres que dura unas 5 horas.

Como no, también reservamos el hostal más barato desde Booking (mi buscador de alojamiento favorito desde hace años). Puedes ver aquí todos mis trucos para viajar barato en mi sección Recursos.

De nuevo, intenté probar lo de ‘couchsurfing’ pero no hubo manera.

Llegamos sobre las 18h a la estación St. Pancras y andamos (aquí empieza la andanza) 3kms hasta el hostal “The Phoenix Hostel” cerca de Edgware Road Station y a 10 minutos de Madame Tussauds, el famoso museo de cera londinense.

El hostal costaba 8£ la noche, pero había un pequeño inconveniente que quizás os resulte gracioso y podría servir hasta para un monólogo.

En nuestro afán por ahorrar y gastar lo mínimo, como os acabo de decir, intenté encontrar a alguien por couchsurfing. Había oído maravillas de viajeros alojados de esta forma gratuita y quería probar la experiencia.

Estuvimos a punto de quedarnos con una mujer que vivía a las afueras. El problema es que nos salía casi incluso más caro el tener que coger todos los días transporte (el precio de transporte en Inglaterra es una locura). Así que, al final, lo descartamos.

Como booking te deja, muchas veces, cancelar las reservas, cancelé una de ellas dejando sólo para una persona y cuando quise volver a reservar en el mismo hostal, no se podía.

Total, para no gastar más de la cuenta, teníamos que quedarnos las cuatro noches, durmiendo en la misma mini-cama de una habitación con varias literas y pasar desapercibidos, claro. ¡Venga, por qué no! Añadamos algo de excitación.

En ese momento empezaría el plan. Llegué al hostal, hice el check-in tranquilamente y me dirigí hacia mi cama, dejando nuestras cosas en ella. Por suerte, sólo había dos literas en ese espacio que estaba como más escondido y, pasando ese cuartillo, había un montón más. Eso ayudaría a que no se percataran jaja.

Desde allí dimos una vuelta por el Hyde Park Winter Wanderland que estaba a 20 minutos. Por supuesto era de noche y la gente bebía vino caliente alemán. El mercado estaba muy bonito con la decoración navideña. Había mucho ambiente y conciertillos. Aunque hubo alguna agitación rápidamente solventada con personas que tienen mal beber (a las 20h ya están como una cuba).

Sobre las 23h volvimos al hostal, sobreviviendo a nuestra primera noche “a escondidas”.

No era difícil pasar desapercibido en un sitio como ese donde entra tanta gente y las habitaciones son compartidas. Pero no es fácil dormir dos personas en esas mini camas (en la parte de abajo de una litera) y estar pendiente para que la gente no se entere xD. Yo hice de escudo y protectora, como cabeza pensante y defensora. Si había algún problema, ya me responsabilizaría y ya me las apañaría.

Yo a veces soy muy ‘echá pa alante’ pero no tanto mi compañero que lo pasó bastante mal. Además que a distintas horas de la noche entraba gente nueva, y no fue nada fácil conciliar el sueño. Menuda nochecita de incógnito jajaja. Fue curioso.

Día 1 – 21 de diciembre

Al día siguiente nos despertamos airosos y fuimos a Carnaby Street sobre las 10:30.

Pasamos por Oxford, por las calles comerciales, observando el ambiente agitado. Aunque hacía frío, caminando se estaba bastante bien. Estuvimos por Picadilly Circus, Trafalgar Square donde está el museo de arte gratuito, el National Gallery. Por suerte, en Londres hay muchos museos gratuitos.

Londres lowcost

Big Ben

Después fuimos hacia el río Támesis y vimos el London Eye, el Big Ben y el Palacio de Westminster, sede del parlamento inglés. Más tarde cruzamos el St. James’s Park para ver el cambio de guardia en frente del Buckingham Palace. Allí estuvimos un buen rato y luego comimos en el Green Park.

Londres lowcost

Westminster Abbey desde el suelo

Londres lowcost

Carnaby Street

Volvimos a pasar por el Hyde Park (esta vez de día), recorriendo otra zona. Volvimos por el centro viendo las luces navideñas hasta Carnaby y visitando algún centro comercial cerca del Soho.

Por último, volvimos al hostal, haciendo un total de 16 kms andados. Ahora, nos volvía a tocar pasar la segunda y última noche de incógnito, algo de sufrimiento y no mucho descanso jaja.

Día 2 – 22 de diciembre

Al siguiente día decidimos que no podíamos seguir “durmiendo” así y reservé una cama más para las últimas dos noches, casualmente en el mismo hostal (menos mal). Con el palizón que nos dábamos andando durante el día, había que intentar descansar un poco por las noches.

Por la mañana nos dirigimos hacia la Little Venice y nos tomamos un café.

Londres lowcost

Little Venice

Dimos un paseo tranquilamente (no había ni un alma) y nos dirigimos hacia Notting Hill. Estuvimos recorriendo las calles con sus comercios y aproveché para comprar una camiseta por 2£.

Londres lowcost

Notting Hill

Desde allí fuimos hacia Kesington Gardens, parque con muchas palomas, cisnes y gabiotas.

Visitamos el Albert Memorial y paseamos por el lago. En ese momento, empezó a llover bastante y regresamos al hostal para comer.

Sobre las 17h fuimos al Wallace Collection, palacio señorial.

Londres lowcost

Wallace Collection

Y más adelante, volvimos a pasar por Picadilly, Leicester Square conocida por su noria con tiovivo, el Soho con todos sus musicales y teatros y Chinatown, otro barrio con encanto. Aquí os muestro Leicester Square:

Cenamos en un buffet chino por 5’95£ y regresamos al hostal sobre las 22h, caminando unos 22 kms.

Día 3 – 23 de diciembre

Después de dormir en camas y habitaciones separadas, conseguimos reponer un poco más de energías.

Nos despertamos y fuimos al British Museum sobre las 10:30. Aprovechamos para verlo tranquilamente disfrutando con su amplia colección, su piedra de Roseta…

Estuvimos allí unas tres horas y después nos dirigimos hacia St.Paul’s Cathedral. Desde allí fuimos al Banco de Inglaterra, visitando el sector financiero con modernos rascacielos.

Londres lowcost

Sector financiero junto al Támesis

Después caminamos hacie el Támesis viendo la London Tower y el Tower Bridge:

Más adelante pasamos por el mercado Borough Market (sitio bonito y tradicional). Vimos por fuera el Shakespeare Globe, visitamos el Tate Modern por dentro con unas buenas vistas panorámicas.

Desde allí nos dirigimos hacia el Támesis de nuevo, pasando por Southbank y su pista de skate. Hicimos unas estupendas fotos de noche del Big Ben y el London Eye.

Londres lowcost

El gran Big Ben al anochecer

Cuando acabamos, cenamos en el McDonalds, cerca del Hyde Park y regresamos al hostal. Haciendo un total de 18 kms.

Día 4 – 24 de diciembre

En nuestro último día del Londres navideño, nos decantamos por visitar el Regent’s Park, siguiendo el canal en un paseo tranquilo hasta Camden Town, uno de mis barrios favoritos de Londres, por no decir el mejor. Allí visitamos todas las calles y callejuelas, disfrutando del arte callejero:

Londres lowcost

Camden Town

Londres lowcostLondres lowcost

Desde allí fuimos a St James’s Park donde descansamos y disfrutamos la compañía de pelícanos y alguna ardilla. Vimos el Horse Guard Parade y la Westminster Abbey.

Londres lowcost

Una ardilla muy amistosa

Londres lowcost

Los pelícanos en su hora de picoteo

Sobra decir, que a esas alturas y con ese palizón que nos dimos cada día, estábamos muertos.

Por último, fuimos hasta la estación de Victoria, donde cogíamos el Megabus de vuelta a las 16h.

Caminando ese día unos 14 kms.

Y sí, por si habéis atado cabos, pasamos nuestra nochebuena en un bus. Uno de los “inconvenientes” de ser una viajera lowcost: cenar en nochebuena unas pringles y una galleta xD.


En total, recorrimos andando 75 km, una media de 19 al día.

Londres lowcost

Qué duro es el Londres lowcost… xD

Y aunque estábamos exhaustos, es nuestra manera de viajar y nos encanta. Disfrutamos muchísimo y nuestros pies siempre dan para más. Es curioso cómo se activa (y cómo resiste) tu cuerpo y mente cuando le das lo que quiere.

Hasta más ver Londres, te pateamos bien.

[Pd: mención especial a mi compañero de batallas, ya que mi memoria no da para repetir a la perfección cada ruta, acordarse de todos los lugares y saber guiar tan bien.]

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2017
Si te gusta... ¡Sonríe y Comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on Pinterest

Anterior

El viaje europeo: 8 países por 800 euros. Aprende a viajar más por menos.

Siguiente

La laguna de Peñalara nevada

2 Comentarios

  1. Jose

    Hola,

    La verdad que sólo he leído los dos últimos post. Solo puedo decir que te sale tan barato viajar….porque por ejemplo duermes en el coche de alquiler, vives de bocadillos, etc…En el caso de londres, viajas desde hull (estás ya en reino unido) si tuvieras que viajar desde españa ya tienes que pagar el billete de avión….y hombre pasar penurias de tener que estar pendiente de que no te pillen si sois dos en el alojamiento….pues hombre….es no vivir a gusto ni viajar a gusto más el día largo andando y pateando. No sé se puede viajar a gusto sin tener que estar pasando calamidades, es mi opinión pero sigue así mostrando experiencias en tu blog. Ánimo!.

  2. Hola Jose!

    Gracias por comentar!
    Justo esos dos últimos posts (viajes) han sido los más extremistas en ese sentido de ahorrar, sobre todo este de Londres, pero claro, nos íbamos a tirar un buen tiempo de voluntarios y sin ningún ingreso, aunque también es la forma que nos gusta de viajar, gastando lo mínimo y visitando lo máximo con nuestros pies. Sí, puede ser una paliza pero te soy sincera y disfruté muchísimo. También patearse una ciudad no es lo mismo que verla tirando de transporte.

    Aunque a veces digo lo de “penurias” y tal, también es por añadir un toque cómico. Lo del bus de Londres, sí, estábamos allí en Hull pero también ha habido casos que hemos cogido vuelos de ida y vuelta por 30 euros por ejemplo desde Madrid a Londres, así que no hay mucha diferencia.

    Lo de vivir de bocadillos también es algo que no me cuesta nada, osea si disponemos de cocina comemos muy bien, variado, si no, de supermercado y de comida callejera barata. Pero ya te digo, sé que hay muchas personas que disfrutan con la gastronomía del lugar, pero yo prefiero ahorrarme el dinero en comer (que se ahorra muchísimo de esta forma) y ver más.

    También si comparamos esto con el Camino de Santiago (lo he hecho) o subir una gran montaña pues no es nada y seguro que los montañeros o alpinistas no lo consideren una penuria jeje. Es algo que se disfruta.

    Y aunque a veces he pensado: ‘ostias, nos estamos pasando’… viajando siempre disfruto muchísimo y realmente no lo he pasado mal en ninguno de los viajes mochileros que he hecho. También está el caso de gente (muy respetable) que viaja sin dinero y se va moviendo a base de autostop (nunca lo he probado aunque ganas he tenido) y viviendo al día como pueden jeje.

    Te vuelvo a repetir que aunque suene mal yo he viajado muy agusto así y para nosotros no ha sido ninguna calamidad jejeje. De nuevo, muchas gracias por comentar y los ánimos!! Seguiré subiendo muchos más posts! Buen finde!

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén